7 Posibles razones por las cuales no estás perdiendo peso

Es cierto que la dieta y el ejercicio son claves para perder y mantener un equilibrio del  peso. Lo que no es tan cierto, es afirmar que esto es lo único que se debe hacer para lograr el peso ideal, ya que de acuerdo a las investigaciones hay otros factores externos por los que una persona puede aumentar de peso.

Si estás llevando una dieta saludable y haces regularmente ejercicios pero aún no logras bajar de peso, algunas de las siguientes razones podrían ser la causa de no conseguir resultados. Te presentamos las 7 posibles razones por la que te cuesta trabajo perder peso.

No estas durmiendo lo suficiente

Dormir

Estudios han revelado que las personas que tienen problemas para conciliar el sueño o duermen menos de 5 horas, tienen un metabolismo más lento y sus hormonas del hambre como la leptina y grelina, se ven afectadas.

La leptina es aquella hormona que le indica al cerebro cuándo dejar de comer, mientras que la grelina (producida en el estómago) estimula el hambre. Según los estudios, las personas que no duermen bien tienen un bajo nivel de leptina y aumentan los niveles de grelina. Esto quiere decir que tienden a comer más, por lo tanto a aumentar más de peso.

Para dar una solución a esto, lo recomendado es tener una buena rutina de sueño con al menos 8 horas diarias de descanso.

Consumes azúcares ocultos

Azucar.refinada.efectos.en.la.salud.2

Los azúcares ocultos pueden estar presentes incluso donde menos lo piensas, sin que lo sepas la estás consumiendo en cantidades considerables a través de barras energéticas, cereales, bebidas rehidratantes, salsas y untables.

Para evitar esto, es muy importante que leas muy bien la etiqueta antes de comprar tus productos, y evitar aquellos que contengan azucares refinados.

Cuentas calorías y no nutrientes

Obviamente cuando queremos perder peso las porciones de calorías deben ser más pequeñas. Sin embargo, hay quienes se obsesionan con este detalle y olvidan que hay nutrientes muy importantes que deben ser incluidos en la dieta.

En este caso, lo más importante es pensar en la calidad y no basarse sólo en las calorías, incluyendo alimentos con aportes de vitaminas, minerales y antioxidantes.

Pasas mucho tiempo sentado

El estilo de vida sedentario es uno de los mayores causantes del sobrepeso y la obesidad. Muchas veces puedes pensar que no hay tiempo para ejercitarse, pero en realidad es que hay falta de interés. Lo recomendado es hacer al menos 30 minutos diarios de ejercicios, ya sea caminando, corriendo, trotando, haciendo bicicleta, entre otros.

No tomas el tiempo necesario para cocinar

La combinación de un estilo de vida sedentario con una mala alimentación, es uno de los peores enemigos del buen peso. Muchos por falta de tiempo optan por consumir alimentos congelados, comidas rápidas o cualquier combinación de comida chatarra. La solución es empezar a sacar más tiempo a la semana para preparar una cena saludable y en especial preparar un buen desayuno.

Estás lidiando con un problema hormonal

Muchas veces pruebas de todo para bajar de peso, pero por el contrario sigues aumentando. En este caso lo recomendado es consultar al médico, ya que el aumento de peso podría ser el resultado de un trastorno hormonal, como por ejemplo el hipertiroidismo, síndrome de ovario poliquístico y resistencia a la insulina.

Al consultar con el médico, él podrá indicarte el tratamiento a seguir para poder mejorar esta condición. Además, si se confirma que el problema es una condición hormonal, es bueno que empieces a incluir en la dieta proteínas saludables, verduras, algas y ácidos grasos esenciales.

No estás consumiendo porciones significativas de ácidos grasos esenciales

Los ácidos grasos Omega 3 y 6 se encuentran en altas concentraciones en los pescados.

Durante muchos años los planes alimenticios y dietas para adelgazar se volvieron enemigos de las grasas. Hoy en día hay muchos productos “bajos en grasa” que prometen una mejor alimentación, pero a pesar de esto, las tasas de obesidad y sobre peso van en aumento.

El error que se puede cometer a la hora de perder peso, es no incluir en la dieta grasas saludables como por ejemplo los ácidos grasos presentes en el aceite de linaza, aceite de pescado, las nueces y las semillas. Este tipo de grasas ayudan a descomponer las grasas malas en el organismo, al mismo tiempo que dan sensación de saciedad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s